Comienza el proyecto “Tribu del Sol” para que chicas jóvenes aprendan kitesurf




curso chicas kitesurf
Un momento de la presentación del curso.

Superar miedos y aumentar la autoestima es el objetivo último de esta experiencia de iniciación con un deporte tan llamativo como el kitesurf. En Tarifa su práctica está más que consolidada pero no toda la población local tiene acceso fácil a esta experiencia deportiva. Ahora se quiere trabajar así con mujeres adolescentes y jóvenes que necesiten un apoyo especial para vencer dificultades sociales o familiares.

La organización “Kitesirens” y la delegación municipal de Educación han comenzado a trabajar juntas para ofrecer una alternativa viable a las chicas tarifeñas de entre 14 y 21 años. Durante dos semanas podrán vivir una experiencia totalmente nueva, un acercamiento al kitesurf que implicará la superación de barreras físicas y psicológicas.
Las monitoras y autoras del proyecto llamado Tribu del Sol son la psicopedagoga Andrea Rabasa y la psicóloga Carolina Dickenson. Ellas pertenecen a la citada “Kitesirens” y se han iniciado en esta aventura humana que comenzó a principios del verano en la costa catalana. Chicas que atraviesan dificultades, con vivencias sociales y familiares bastante duras, han encontrado un estímulo directo que alimenta el amor propio.

Andrea y Carolina también pueden contar ya su balance especialmente positivo con Tribu del Sol en la costa murciana, en La Manga del Mar Menor. Esta memoria ha sido presentada en la delegación de Educación y frente al Teniente de Alcalde, Ezequiel Andréu, donde no han dudado en dar acogida a la iniciativa y ponerse a trabajar de manera conjunta.

Las condiciones ambientales de Tarifa hacían del lugar una parada obligada para estas especialistas. Ofrecerán doce horas a cada participante, jóvenes y adolescentes que estarán seleccionadas por el departamento de Orientación de cada centro educativo local. Rabasa y Dickenson cuentan que la fase inicial es estimulante y es un reto claro para las practicantes y para ellas como monitoras. Superadas las primeras horas introductorias, las practicantes comienzan a confiar en ellas y en el manejo del material.

Y de material de kitesurf también hablan estas promotoras de “Kitesirens” porque cuentan con la colaboración de escuelas como Bull y Wet pero toda ayuda es poca. Lanzan un llamamiento a los deportistas que quieran deshacerse de su material. Esperan las donaciones de éstos kitesurfistas para lo que ponen a disposición un mail (info@kitesirens.com).

Las promotoras y la delegación de Educación siguen trabajando en asegurar un “programa de continuidad”, es decir, que las nuevas alumnas puedan contar con la ayuda necesaria para seguir practicando. En este sentido, las escuelas oficiales de kitesurf en Tarifa tienen mucho que decir. También a éstas apelan las promotoras para que el deporte llegue a todos los estratos sociales.

La sede de “Kitesirens” está en Barbados (Caribe) y el viaje para estas especialistas ha sido largo pero “ha merecido la pena”, según explican. Tienen ya en su haber historias increíbles de motivación con adolescentes que han dado un giro a su trayectoria gracias al deporte.

Las clases en Tarifa comenzarán esta semana. La delegación de Educación se ocupa ya de apoyar a las monitoras en servicios como el transporte, la gestión con los centros educativos y otros servicios necesarios.
Para saber más sobre este proyecto totalmente altruista puede visitarse la web www.kitesirens.com

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.